Wednesday, August 09, 2006

De Amor y Mandolina



Herido estoy por la Sed de tus labios

Mi alma trota en oceánico desvarío.
El eco vaporoso de tu canto
-sublime y lejano extravío-
como a un faro desnudo,
me tiene a ti adherido
¡ad-herido!

Mueves los labios, mujer,
y como un golpe de luz escucho tu voz
derramando luciérnagas en mi ser
incineras el vacío.
Extiendes la flor indivisible
de tu mano,
en un instante se apaga todo el frío:
es el calor de tus dedos mi delirio.

Al fin en tu sombra,
se ha mojado la luna
y como la luna
beso la huella desnuda de tus labios.


Fruta Joven: Tu Boca

Tus ríos son juncos en la blanda arena,
mis labios están
abiertos ante la curva de esperanza
que son los tuyos.

Tu boca, como la lluvia,
tiene un vago secreto de ternura,
algo de sueño y de vigilia,
una música humilde
que hace suspirar el alma dormida.
Es un besar azul que recibe la Tierra
un atardecer constante que no muere
es la aurora en el fruto de tus besos.
Fruta joven:
cuando sobre los campos de mis labios
poses lentamente los tuyos
no tendré para ti sino besos
y en el corazón un lucero encendido.


Si Mis Manos Pudieran Deshojar…

Yo pronuncio tu nombre
cuando los astros vienen a beber en la luna
Pronuncio tu nombre en esta noche oscura,
y me suena lejano y doliente como la lluvia.
¡¡Si mis dedos pudierandeshojar a la luna!!
Tu sonrisa es una casta estrella,
pozo de ámbar que alimenta el ritmo
de las abejas del edén.
Así la miel de mi ser es la poesía
sol de la mañana es el trigo
que en tu vientre dormita
como en mí la melancolía,
en el secreto del beso y de la luna.


Media luna de los vientos,
Eres tú


Dulce como los ojos de los niños.
Dulce como las sombras de la noche.
Dulces como el canto de un lirio
tus brazos son dos ríos
entre los que al mar va mi alma.
Entonces
agua clara - luna nueva,
quiero besar sin sombras
la plenitud de marfil
que habita en tus dientes
la fresa oculta en tu palabra,
besar tu sonrisa de estrella afilada
-leche que hiere mi pecho-
de cielo nácar y de mar oscuro.
Quiero besarte,
sorber el oro derretido de tu amor.
Quiero
besarte y tocar el cielo.


Ocarina de luz

Oh lluvia
me llevas en tus gotas
de claras y humildes manantiales
!Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas
si tú hablas
una rosa se deshoja entre tus labios.
La melodía de tus manos
en mi recuerdo queda anclada,
su calidez, su relevo…
cojo el reguero de luz
que deja tu sonrisa
Me ahogo en tus labios escarlata
en tus dedos de cristal,
en tu respiro me deshago
absorbo el firmamento sucesivo
de tu boca-mi deshielo.

Marx Espinoza

1 Comments:

Blogger Buda de las Tabernas said...

Mi buen amigo Marx, por lo visto a udted le señor Cupido le ha flechado con una Benelli M3 . Sin embargo, la poesía ha mejorado, y a final de cuentas, son las bellas letras las que cuentan.
Me tome la libertad de poner el link de su blog.
Un abrazo mi amigo.

3:00 PM  

Post a Comment

<< Home

ecoestadistica.com